Menú Close

Qué es el Ojo de cereza (prolapso de la glándula nictitante)

Introducción

Los perros y gatos tienen un tercer párpado, llamado “membrana nictitante” o “nictitans”. Esta membrana rosa brillante está metida detrás del párpado inferior y aparece cuando una mascota está sedada o enferma, tiene una masa detrás o debajo del ojo o tiene una afección neurológica. El tercer párpado contiene una glándula que es responsable de la producción de lágrimas. El ojo de cereza es una afección en la que la glándula dentro del tercer párpado sobresale de su posición normal, lo que da como resultado una masa roja e hinchada cerca del párpado interno que parece una pequeña cereza roja. Se cree que es causado por fibras de tejido débiles que no logran mantener la glándula en su lugar. Uno o ambos ojos pueden verse afectados, y el tratamiento inadecuado de esta afección puede provocar ojo seco.

Factores de riesgo

El ojo de cereza es hereditario, con ciertas razas de perros y gatos predispuestas a la condición. También se ve típicamente en mascotas más jóvenes que en adultos. Las razas de perros en riesgo de padecer este problema incluyen:

  • Beagle
  • Sabueso
  • Boston Terrier
  • Bulldog
  • Cocker
  • Lhasa Apso
  • Caniche
  • Carlino
  • Shih Tzu
  • Y otras razas braquicefálicas (nariz chata)

Las razas de gatos en riesgo incluyen:

  • Gato Birmano

Síntomas

Masa rosada e hinchada que sobresale del interior del párpado inferior. Observe la imagen a continuación:

Ojo de cereza

Diagnóstico

El ojo de cereza es bastante fácil de diagnosticar debido a su apariencia. La glándula prolapsada es típicamente rosada y parece sobresalir desde el interior del párpado inferior.

Tratamiento

El ojo de cereza requiere una intervención quirúrgica para volver a colocar la glándula en su lugar con suturas. Es importante tratar esta enfermedad lo antes posible, ya que el prolapso crónico de la glándula puede causar inflamación e infección de la glándula. Después de la cirugía, a su mascota se le recetarán medicamentos para controlar la infección y aliviar cualquier malestar.

Un tratamiento anticuado para el ojo de cereza consistía en extirpar quirúrgicamente la glándula. Esto ya no se recomienda porque dicha glándula es responsable de casi la mitad de la producción de lágrimas que lubrican y nutren al ojo. Sin la glándula, la composición de la película lagrimal será anormal y puede causar queratoconjuntivitis seca (KCS) , u ojo seco, que requerirá la administración de medicamentos para los ojos de por vida.

Prevención

Dado que el ojo de cereza es una afección hereditaria, no se puede prevenir. Si su perro o gato es una raza predispuesta al ojo de cereza, asegúrese de estar atento a cualquier hinchazón o masa roja cerca del párpado inferior de su mascota. Si nota algo inusual en los ojos de su mascota, programe una cita con su veterinario de inmediato.

Disclaimer

La información contenida en este blog tiene un propósito meramente divulgativo y nunca debe tomarse como consejo veterinario ni sustituye a una consulta veterinaria. Clínica veterinaria Noreña declina toda responsabilidad ante el uso indebido de la información expresada en este blog. Si un animal presenta síntomas de enfermedad o sospecha de cualquier padecimiento, acuda a su centro veterinario de confianza lo antes posible para una correcta valoración facultativa.

Posted in Enfermedades, Perros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies