Menú Close

Ojo seco (KCS) en perros

Introducción

La queratoconjuntivitis seca (KCS), también conocida como ojo seco, es un problema ocular común en los perros. Por lo general, es el resultado de una producción inadecuada de lágrimas o una deficiencia en la calidad de las lágrimas producidas. Dos glándulas lagrimales, la glándula lagrimal y la glándula nictitante (también llamada glándula del tercer párpado) son responsables de la producción de lágrimas y juegan un papel muy importante en el mantenimiento de la salud de los ojos de su perro. Las lágrimas proporcionan nutrición a la córnea, mantienen lubricada la superficie del ojo y eliminan los desechos del ojo. La producción inadecuada de lágrimas puede provocar ojos rojos y dolorosos y secreción ocular espesa. KCS puede afectar a uno o ambos ojos. Algunos perros pueden incluso desarrollar úlceras corneales y una infección bacteriana secundaria a KCS.

Factores de riesgo

La causa más común de KCS es que el sistema inmunitario del perro ataca las glándulas lagrimal y nictitante, causando inflamación y, por lo tanto, reduciendo la producción de lágrimas. Sin embargo, esta respuesta autoinmune no es la única causa del ojo seco: enfermedades endocrinas ( diabetes , enfermedad de Cushing , hipotiroidismo ), infecciones (virus del moquillo canino), deficiencias neurológicas, prolapso de la glándula nictitante, extirpación del tercer párpado o de la glándula nictitante, radioterapia cerca del ojo y toxicidad de medicamentos son todas las posibles causas de KCS en perros. La genética también puede influir, ya que ciertas razas, en particular las que tienen ojos saltones como los Carlinos, tienen más probabilidades de desarrollar KCS que otras. Entre las razas predispuestas podemos encontrar las siguientes:

  • Cavalier King Charles Spaniel
  • Bulldog Inglés
  • Lhasa Apso
  • Carlino
  • shih-Tzu
  • West Highland White Terrier

Síntomas

  • Ojos rojo
  • Secreción espesa
  • Costra alrededor de los ojos y/o las fosas nasales
  • Córnea seca y sin brillo
  • Úlceras corneales
  • Dolor ocular
  • parpadeo excesivo
  • Opacidad corneal
Ojo con KCS
Ojo con KCS

Diagnóstico

Su veterinario deberá verificar la producción de lágrimas de su perro con las tiras de Schirmer. Se coloca una pequeña tira de papel en el ojo durante un minuto para estimular la producción de lágrimas. A medida que las lágrimas son absorbidas por el papel rayado especial, un tinte vuelve azul el papel a medida que se humedece con las lágrimas. En perros normales, el tinte azul sube entre 15 y 25 milímetros en el transcurso de un minuto. El tinte azul por debajo de 15 mm indica que el perro produce lágrimas inadecuadas.

Tratamiento

El tratamiento de KCS tiene tres objetivos principales: restaurar la producción de lágrimas, mantener la lubricación y restaurar la transparencia de la córnea. Su veterinario puede recetarle lágrimas artificiales y medicamentos que estimulen la producción de lágrimas naturales. También se pueden prescribir antiinflamatorios y antibióticos tópicos. El tratamiento para perros con KCS inmunomediado es de por vida, pero efectivo si se realiza correctamente.

En los casos en que la intervención médica no funcione, se puede recomendar un procedimiento quirúrgico llamado transposición del conducto parotídeo. En este procedimiento, las glándulas que producen saliva se redireccionan de la boca al ojo para proporcionar lubricación.

Prevención

Desafortunadamente, no existe un método conocido para prevenir el ojo seco. Cuanto antes se reconozca, mejor. Si nota alguno de los signos mencionados anteriormente, comuníquese con su veterinario de inmediato.

Disclaimer

La información contenida en este blog tiene un propósito meramente divulgativo y nunca debe tomarse como consejo veterinario ni sustituye a una consulta veterinaria. Clínica veterinaria Noreña declina toda responsabilidad ante el uso indebido de la información expresada en este blog. Si un animal presenta síntomas de enfermedad o sospecha de cualquier padecimiento, acuda a su centro veterinario de confianza lo antes posible para una correcta valoración facultativa.

Posted in Enfermedades, Perros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies