Menú Close

Problemas de salud comunes en gatos mayores

¿Su gato mayor tiene estos problemas de salud comunes?

Los gatos son muy hábiles ocultando el dolor. Como depredadores naturales, saben que los débiles y los enfermos se convierten en presas, por lo que su instinto es ocultar cualquier signo de debilidad. Esta habilidad puede dificultar la detección de posibles problemas que pueda padecer el animal.

Sin embargo, con gatos que viven hasta los 15 o 20 años y más, las enfermedades crónicas son comunes. Los problemas renales o el cáncer se encuentran entre los problemas a los que se enfrenta la población felina de más edad. Su gato también puede estar en riesgo de padecer hipertiroidismo e incluso artrosis.

Mientras que el envejecimiento es un proceso normal, la enfermedad y el dolor no lo son. Como dueño de una mascota, desea ayudar a su gato a envejecer de forma saludable y detectar cualquier problema potencial a tiempo. De esa manera, su gato puede permanecer sano y usted puede prevenir una enfermedad grave.

La clave es una combinación de visitas regulares al veterinario combinadas con un conocimiento de los patrones de comportamiento normales de su mascota. Cuando conozca el comportamiento de su mascota, puede tomar nota cuando comience a notar cambios. De hecho, es una buena idea anotar literalmente los cambios, incluidos el tiempo y el contexto. De esa manera, cuando vea a su veterinario, puede compartir detalles.

En general, se recomiendan visitas regulares al veterinario anualmente para gatos menores de 8 años y dos veces al año para gatos mayores de 8 años.

Si tiene un gato mayor, es bueno conocer algunos de los problemas de salud comunes.

Gatos mayores: ¿Cuáles son sus problemas de salud comunes?

Artrosis

También conocida como enfermedad degenerativa de las articulaciones, es una afección dolorosa en la que las articulaciones desgastan el cartílago hasta que el hueso roza contra el hueso.

La artrosis puede ser genética o causada por una lesión anterior que no se curó adecuadamente. Si su gato tiene exceso de peso, esto puede causar aún más dolor debido al apoyo adicional que necesita.

Las señales de que su gato sufre de artrosis incluyen renuencia a subir y bajar escaleras. Si sospecha que su gatito tiene dolor en las articulaciones, puede asegurarse de que tenga fácil acceso a la caja de arena (como si no tuviera que pasar por encima de una pared para entrar).

Si bien no existe una cura para la artrosis, su veterinario puede ayudarlo a encontrar formas de minimizar el dolor.

Enfermedad renal

Éste es un problema de salud muy común en los gatos mayores. Aunque la causa exacta no está clara, muchos veterinarios la relacionan con la presión arterial alta y otras dolencias como el hipertiroidismo, las cuales explicaremos en un momento.

Pero primero, veamos los riñones y su función en el cuerpo de su gato. Como sabrá, estos importantes órganos son responsables de las funciones de eliminación saludables, ya que uno de sus propósitos es eliminar los desechos del cuerpo. También ayudan a regular la presión arterial y a producir algunas hormonas.

Hay dos tipos de enfermedad renal en los gatos: aguda y crónica. La enfermedad renal aguda puede ser provocada por la ingestión de venenos como anticongelantes o plantas tóxicas. Sin embargo, por lo general es el tipo de enfermedad renal crónica que afecta a los gatos mayores. Los síntomas incluyen un cambio en los hábitos de acicalamiento y sed excesiva.

Su veterinario examinará a su gato y hará recomendaciones basadas en la condición y el historial de su mascota.

Hipertiroidismo

La tiroides es una glándula pequeña, pero poderosa, en la parte posterior de la garganta que controla las funciones metabólicas y afecta el nivel de energía de su gato. Cuando produce un exceso de hormonas tiroideas, puede causar estragos en la salud de su mascota. Es bastante común en gatos mayores.

Este desequilibrio hormonal a menudo hace que los gatos pierdan peso y se vuelvan extremadamente hiperactivos. También puede hacer que tengan demasiada sed y se acicalen más de lo habitual.

Los síntomas son similares a los de muchas otras enfermedades relacionadas con la edad y su veterinario puede realizar una serie de pruebas para ver si su gato tiene este desequilibrio hormonal. El tratamiento generalmente incluye medicamentos para mantener las hormonas en niveles adecuados.

Presión arterial alta

Sí, es una «cosa» en los gatos y es grave si no se trata. También conocida como hipertensión, puede afectar los órganos de su gato y causar convulsiones, ceguera y otras afecciones debilitantes.

A menudo acompaña a otras enfermedades, por lo que es importante llegar a la fuente, después de lo cual su veterinario puede recomendar medicamentos o un cambio de dieta o ambos.

Enfermedad dental

La enfermedad periodontal es común en los gatos mayores. Es causada por la placa que puede conducir a la enfermedad de las encías. Los síntomas incluyen encías sangrantes, rojas o hinchadas y mal aliento constante.

La estomatitis es un tipo de enfermedad dental que crea hinchazón y úlceras en la boca. Como puede imaginar, es bastante doloroso y puede impedir que u gasto coma. Las opciones de tratamiento van desde esteroides (prednisona) hasta antibióticos y extracción de dientes, la opción más radical. Su veterinario puede recomendarle el mejor curso de tratamiento.

¿Cómo se puede prevenir la enfermedad dolorosa de las encías? Las limpiezas dentales regulares y el cepillado de dientes ayudarán. Hay cepillos de dientes para gatos y pastas dentales con sabor para ayudar a que esta tarea sea un poco más fácil.

Cáncer

La temida palabra «C». Como usted sabe, el cáncer es una enfermedad insidiosa. Si bien hay muchos tipos diferentes de cáncer, una de las formas más frecuentes en los gatos es el linfoma, que hace que los ganglios linfáticos se inflamen. Si detecta bultos o protuberancias inusuales cuando acaricia a su gato, esto podría ser un signo de cáncer.

En conclusión

Como puede ver, estos problemas de salud comunes que enfrentan los gatos mayores comparten muchas similitudes en términos de síntomas, lo que es útil que un amante de las mascotas sepa.

También es útil saber que los gatos son muy habilidosos para encubrir enfermedades. Es por eso que debe asegurarse de llevar a su gato mayor al veterinario dos veces al año para chequearlo y compartir cualquier cambio de comportamiento que haya notado. Cuanto más rápido usted (o su veterinario) pueda detectar un problema de salud, mayores serán sus posibilidades de ralentizar (o detener) su progreso.

Disclaimer

La información contenida en este blog tiene un propósito meramente divulgativo y nunca debe tomarse como consejo veterinario ni sustituye a una consulta veterinaria. Clínica veterinaria Noreña declina toda responsabilidad ante el uso indebido de la información expresada en este blog. Si un animal presenta síntomas de enfermedad o sospecha de cualquier padecimiento, acuda a su centro veterinario de confianza lo antes posible para una correcta valoración facultativa.

Posted in Consejos, Enfermedades, Gatos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies