Menú Close

Diabetes en gatos, una enfermedad evitable

Introducción

La diabetes mellitus (diabetes) es una afección crónica que afecta el sistema endocrino (hormonal) de un gato. La diabetes ocurre cuando el páncreas de un gato no puede producir suficiente hormona insulina para procesar la glucosa (azúcar). Por tanto, el azúcar se acumula en el torrente sanguíneo y el cuerpo no puede utilizarla como energía.

No existe una cura para la diabetes en los gatos, pero se puede controlar con éxito.

Factores de riesgo

La diabetes a menudo afecta a los gatos machos mayores con sobrepeso. La obesidad es una causa común de resistencia a la insulina, donde el cuerpo produce cantidades normales de insulina, pero la insulina no funciona adecuadamente dentro del cuerpo.

Gato obeso
Gato obeso

Los gatos tratados con esteroides u otros medicamentos inmunosupresores también están predispuestos a la diabetes, ya que estos medicamentos pueden causar resistencia a la insulina.

Síntomas

Los signos de la diabetes felina incluyen:

  • Pérdida de peso a pesar del aumento del apetito.
  • Aumento de la micción
  • aumento de la sed

Diagnóstico

Puede ser difícil diagnosticar la diabetes en los gatos, ya que a menudo tienen un nivel alto de azúcar en la sangre cuando están estresados ​​por una visita al veterinario.

Se realiza un diagnóstico basado en los signos clínicos informados por el propietario, un nivel alto de azúcar en la sangre y azúcar en la orina.

También se puede usar una prueba de fructosamina, que es un análisis de sangre que mide los niveles de azúcar durante las dos semanas anteriores.

Tratamiento de la diabetes felina

Los gatos normalmente necesitan dosis de insulina dos veces al día, ya sea a través de inyecciones o una pluma de insulina. Deberá aplicar una inyección de insulina cada 12 horas, pero las inyecciones son indoloras, rápidas y fáciles de aplicar.

Los veterinarios generalmente dependen de los signos clínicos informados por los propietarios para ver si la diabetes se está controlando adecuadamente. Puede ser útil llevar un registro de la frecuencia con la que orina su gato, la cantidad de agua que bebe, su apetito y la dosis de insulina. También puede usar herramientas como tiras reactivas para orina para medir la cantidad de azúcar en la orina y pruebas caseras de azúcar en la sangre.

Es posible que pueda verificar el nivel de azúcar en la sangre de su gato con un glucómetro portátil. Esto implica pinchar en la oreja para tomar una gota de sangre en momentos específicos después de la administración de insulina. Asegúrese de seguir las instrucciones de su veterinario al ajustar la dosis de insulina para evitar administrar demasiado o muy poco.

Medición del nivel de azúcar con glucómetro

Si la diabetes se trata temprano, los gatos pueden experimentar una remisión, donde ya no necesitan inyecciones diarias de insulina. Sin embargo, es difícil predecir cuándo o cuánto durará la remisión.

Prevención

La mejor manera de prevenir el desarrollo de la diabetes felina es alimentar a su gato con una dieta saludable, evitar el sedentarismo y mantenerlo en un peso correcto.

Disclaimer

La información contenida en este blog tiene un propósito meramente divulgativo y nunca debe tomarse como consejo veterinario ni sustituye a una consulta veterinaria. Clínica veterinaria Noreña declina toda responsabilidad ante el uso indebido de la información expresada en este blog. Si un animal presenta síntomas de enfermedad o sospecha de cualquier padecimiento, acuda a su centro veterinario de confianza lo antes posible para una correcta valoración facultativa.

Posted in Enfermedades, Gatos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies