Menú Close

Cáncer en el perro – Síntomas, diagnóstico y tratamiento

En clínica veterinaria Noreña entendemos que su compañero canino no es solo una mascota, sino que es un querido y apreciado miembro de la familia. El vínculo mutuo de amor y lealtad entre ustedes puede hacer que un diagnóstico de cualquier forma de cáncer de perro sea muy difícil de asimilar. Nuestros veterinarios y personal de apoyo son empáticos, compasivos y están capacitados para centrarse en los aspectos emocionales y médicos del cáncer canino.

Estamos aquí para guiarlo a través del proceso de diagnóstico y tratamiento. Esto incluye elegir las mejores opciones para tratar con eficacia, humanidad y éxito el cáncer canino.

Tipos comunes de cáncer en perros

A diferencia de muchas otras especies de animales, los perros son susceptibles a los mismos tipos de cáncer que los humanos. El cáncer es causado por el crecimiento descontrolado de células en el cuerpo. Estas células pueden originarse en cualquiera de los tejidos del cuerpo. Si no se encuentra y se detiene a tiempo, el cáncer puede expandirse y conectarse con los sistemas circulatorio o linfático para diseminarse e infectar otros tejidos del cuerpo. El cáncer canino es la principal causa de muerte en perros de 10 años de edad y mayores. Sin embargo, la mitad de todos los cánceres en perros son tratables si se detienen en sus primeras etapas.

Los tipos de cáncer más comunes en perros son:

Hemangiosarcoma

Esta forma de cáncer de perro es un tumor incurable de células que recubren los vasos sanguíneos, llamadas células endoteliales. Aunque los perros de cualquier edad y raza son susceptibles al hemangiosarcoma, ocurre con mayor frecuencia en perros de mediana edad o ancianos. Además, ciertas razas tienen una incidencia mucho mayor, incluidos Golden Retriever, Labrador Retriever y Pastor Alemán. Por esta razón, podemos recomendar exámenes de detección adicionales en estas razas después de los 5 años. Esta forma de cáncer se desarrolla lentamente y es esencialmente indolora, por lo que los signos clínicos generalmente no son evidentes hasta las etapas avanzadas, cuando los tumores son resistentes a la mayoría de los tratamientos. Menos del 50% de los perros tratados sobreviven más de seis meses, y muchos mueren por hemorragia interna grave antes de que exista la oportunidad de iniciar el tratamiento.

Mastocitoma

Es un tipo de tumor producido por los mastocitos, que son responsables de las alergias. Los mastocitos se pueden encontrar en todos los tejidos del cuerpo, pero normalmente forman tumores en la piel en cerca del 20 por ciento de la población canina. Varían desde relativamente benignos hasta extremadamente agresivos. Ciertas razas de perros tienen un mayor riesgo de desarrollar este tumor, lo que indica que la genética podría ser una causa. Los Boxer son especialmente propensos a este tipo de cáncer.

Linfoma

esta forma de cáncer puede afectar a cualquier perro de cualquier raza a cualquier edad. La mayoría de las veces, aparece como bultos bajo la piel (ganglios linfáticos) que se pueden ver o palpar debajo de la mandíbula, delante de los hombros o detrás de la rodilla. Ocasionalmente, el linfoma puede afectar los ganglios linfáticos que no son visibles desde el exterior del cuerpo, como los del interior del tórax o del abdomen. Esto puede causar problemas para respirar y problemas digestivos. En general, esta forma de cáncer de perro se considera tratable si se detiene en sus primeras etapas. Los Caniches, los Golden Retriever, los Labradores y los Pastores Australianos son algunas de las razas con mayor incidencia de linfoma.

Osteosarcoma

Esta forma de cáncer canino es el tipo más común de cáncer óseo primario en perros y representa hasta el 85 % de los tumores que se originan en el sistema óseo. Aunque afecta principalmente a perros mayores de razas grandes o gigantes, puede afectar a perros de cualquier tamaño o edad. El osteosarcoma ocurre en muchas áreas, pero afecta más comúnmente los huesos que bordean el hombro, la muñeca y la rodilla. Un síntoma importante es la cojera en la pata afectada o una hinchazón que parece dolorosa en el área.

Radiografía de un osteosarcoma en el hueso radio de un perro
Osteosarcoma en el hueso radio de un perro

Tumores cerebrales

Las convulsiones de tipo epiléptico u otros cambios de comportamiento extremos suelen ser los únicos signos clínicos. La tomografía computerizada y la resonancia magnética se utilizan para determinar la ubicación, el tamaño y la gravedad. Aunque la quimioterapia oral y la radioterapia pueden controlar algunos tumores inoperables, es posible que se recomiende una intervención quirúrgica si el tumor es operable.

Cáncer de vejiga

Algunas razas tienen más riesgo de padecer esta forma de cáncer que otras. El de vejiga es un tipo de cáncer de desarrollo lento y es posible que los síntomas no se manifiesten durante meses. La obstrucción urinaria, las infecciones recurrentes y el sangrado son síntomas comunes.

Carcinoma mamario

Las perras no esterilizadas tienen un alto riesgo de desarrollar tumores mamarios malignos, pero todas las perras, independientemente de su estado reproductivo, siguen en riesgo. Aproximadamente el 50% de estos tumores son malignos y se recomienda la extirpación quirúrgica completa si el cáncer no ha hecho metástasis.

Histiocitosis maligna

Este cáncer afecta con mayor frecuencia a las razas deportivas más grandes. Ocurre como lesiones localizadas en el bazo, los ganglios linfáticos, los pulmones, la médula ósea, la piel y el tejido subcutáneo, el cerebro y el tejido periarticular de las articulaciones apendiculares (extremidades) grandes. Los sarcomas histiocíticos también pueden ocurrir como lesiones múltiples en un solo órgano (especialmente el bazo) y se diseminan rápidamente para afectar múltiples órganos. Desafortunadamente, no existe una terapia efectiva para esta forma de cáncer.

Carcinoma de células escamosas (CCE)

Se encuentra con mayor frecuencia en la boca y en el lecho ungueal de los dedos de los pies. La detección temprana y la extirpación quirúrgica completa es el tratamiento más común. Menos del 20% de los perros desarrollan enfermedad metastásica. Los CCE de la amígdala y la lengua son bastante agresivos y menos del 10 % de los perros sobreviven 1 año o más a pesar de las medidas de tratamiento.

Cáncer de boca y nariz

Ésta es una forma muy común de cáncer canino, más en la boca que en la nariz. Los síntomas incluyen una masa en las encías, sangrado, olor o dificultad para comer. Dado que muchas inflamaciones son malignas, es esencial un tratamiento temprano y agresivo. El cáncer también puede desarrollarse dentro de la nariz de los perros. El sangrado de la nariz, la dificultad para respirar o la hinchazón de la cara son síntomas que pueden indicar cáncer de nariz.

Melanoma

Esta forma de cáncer ocurre con mayor frecuencia en caninos con piel oscura. Los melanomas surgen de unas células productoras de pigmento llamadas melanocitos, que son las encargadas de teñir la piel. Los melanomas pueden ocurrir en áreas de piel con pelo, donde generalmente forman pequeños bultos oscuros (de color marrón a negro), pero también pueden aparecer como masas grandes, planas y arrugadas. El melanoma maligno, que se desarrolla en la boca o en las extremidades distales (generalmente en el lecho de las uñas de los pies), es una enfermedad incurable. Estos tumores muy a menudo se han diseminado a partes distantes del cuerpo en el momento en que se notan por primera vez, lo que hace que la extirpación quirúrgica completa generalmente sea imposible.

Melanoma oral en un perro
Melanoma oral en un perro

Cáncer testicular/próstata

Esta forma de cáncer es común en perros no castrados con testículos no descendidos (criptórquidos). Se puede prevenir en gran medida con la castración y se puede curar con cirugía si se detiene temprano en el proceso de la enfermedad.

Síntomas y signos de cáncer en perros

Algunos signos de cáncer en perros son fáciles de detectar y otros no. Pueden variar mucho dependiendo de una serie de factores. Sin embargo, la siguiente lista identifica algunos de los signos más comunes de cáncer en perros:

  • Bultos y protuberanciasbajo la piel.
  • Olores anormales que emanan de la boca, los oídos o cualquier otra parte del cuerpo.
  • Secreción anormal de los ojos, la boca, los oídos o el recto
  • Hinchazón abdominal.
  • Heridas o llagas que no cicatrizan.
  • Pérdida de peso repentina e inexplicable.
  • Cambio en el apetito.
  • Tos o dificultad para respirar.
  • Letargo o depresión.
  • Cambios en los hábitos de comportamiento.
  • Evidencia de dolor.

Si observa algún signo de cáncer en su perro, le recomendamos encarecidamente que reserve una cita con el veterinario de inmediato.

Lo que necesita saber sobre los tumores en perros

Los tumores en los perros generalmente aparecen como bultos de tejido carnoso pero sólido debajo de la piel y el pelaje de un perro. No todos los tumores serán evidentes externamente. A veces puede ver evidencia de tumores y, a veces, están en el interior del cuerpo del perro. Sin embargo, la detección y el tratamiento tempranos son clave para preservar la salud y la calidad de vida de su perro. Por lo tanto, es importante inspeccionar periódicamente a su compañero canino en busca de bultos anormales y mantener un programa de citas veterinarias semestrales.

Los propietarios suelen encontrar un tumor en su perro mientras lo acarician o lo bañan. Si está pasando la mano por cualquier parte del cuerpo de su perro y nota un bulto, llame para concertar una cita con su veterinario. Lo más probable es que el veterinario quiera hacer una aspiración con aguja para obtener células del tumor para obtener un diagnóstico sobre el tipo de lesión. El diagnóstico es útil para determinar qué tipo de cirugía y/o atención de seguimiento del cáncer, si corresponde, pueden ser necesarios. Algunos tumores en perros no se pueden visualizar, pero su veterinario puede palparlos (sentirlos con el tacto) durante el examen. Por ejemplo, un bazo agrandado puede ser palpable para su veterinario pero no visible para el propietario. Puede consultar la lista de síntomas de cáncer canino anterior para comprender mejor qué síntomas debe tener en cuenta.

Diagnóstico del cáncer canino

Solo un veterinario puede diagnosticar con precisión el cáncer canino. Es por esto que es extremadamente importante programar exámenes de bienestar periódicos para su compañero canino . Durante estos exámenes preventivos, su veterinario puede revisar a su perro para detectar signos de cáncer canino. Tratar el cáncer antes de que avance es clave para una recuperación exitosa.

Opciones de tratamiento para perros con cáncer

Varios factores influyen en las decisiones de tratamiento del cáncer para perros con cáncer, que incluyen:

  • Edad del perro.
  • Salud general del perro.
  • Tipo de tumor.
  • Comportamiento biológico del tumor.
  • La etapa del cáncer.

El estado de salud general del paciente juega un papel importante en las opciones de terapia para perros con cáncer. Esto incluye evaluar la capacidad del paciente para tolerar el tratamiento del cáncer. También se debe tener en cuenta la esperanza de vida; para un tumor de crecimiento lento en un perro mayor, por ejemplo, los inconvenientes del tratamiento pueden superar los beneficios potenciales.

Los tratamientos para perros con cáncer son similares a las terapias humanas, que pueden incluir:

  • Quimioterapia
  • Cirugía
  • Radioterapia

Existe una falta de consenso sobre si debe elegir solo un tipo de tratamiento o si se pueden combinar múltiples opciones de tratamiento de manera efectiva. A veces, la combinación de métodos funciona bien para los perros con cáncer, pero es posible que no siempre sea así, ya que algunos tratamientos pueden interferir entre sí y causar daños no deseados. Estos son temas importantes que debe abordar con el veterinario en su próxima cita.

Reserve una cita hoy si sospecha cáncer

Si sospecha que su perro tiene cáncer, ya sea que encuentre un bulto o advierta síntomas como los citados más arriba, comuníquese con nosotros de inmediato para programar una cita. Nuestros veterinarios y personal de apoyo le brindarán a usted y a su compañero canino servicios de apoyo y atención comprensiva contra el cáncer canino. Aunque esta enfermedad puede ser abrumadora, no tiene que pasar por eso solo. Estamos aquí para ayudar a aliviar el dolor y el sufrimiento de su perro y eliminar el cáncer a través de la mejor atención veterinaria para perros disponible.

Disclaimer

La información contenida en este blog tiene un propósito meramente divulgativo y nunca debe tomarse como consejo veterinario ni sustituye a una consulta veterinaria. Clínica veterinaria Noreña declina toda responsabilidad ante el uso indebido de la información expresada en este blog. Si un animal presenta síntomas de enfermedad o sospecha de cualquier padecimiento, acuda a su centro veterinario de confianza lo antes posible para una correcta valoración facultativa.

Posted in Uncategorized

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies